domingo, 15 de octubre de 2017

Grupo Kairós

    Se convocará el 4 de noviembre, a todos los jóvenes que se confirmaron el año pasado, para invitarlos a participar en el grupo Kairós . Esperamos vuestra asistencia y cooperación. Ánimo que es una buena oportunidad para continuar en las actividades de la parroquia para encontrar el camino que nos propone Jesucristo.

Campaña de la corresponsabilidad de la parroquia

   En el mes de noviembre tendrá lugar la campaña de la corresponsabilidad en la parroquia, de la que se informará más adelante de su contenido. Va a ser muy interesante

Jornadas de la familia

Los días 7,8 y 9 de noviembre serán las jornadas de la familia, con el título La comunión en el matrimonio: Perdón, Gracias, permiso.

viernes, 13 de octubre de 2017

LA PARROQUIA, UN ÁRBOL DESTINADO A DAR FRUTO

   
    El pasado 19 de septiembre se cumplió un año de mi estancia entre vosotros como vuestro párroco. Estos 12 meses es tiempo suficiente para que ese amor que el Señor puso en mi corazón por el solo hecho de que sois los feligreses que el me encomienda, se haya llenado de nombres y de rostros. También vosotros habéis tenido la oportunidad de conocerme y de lo que era apenas una referencia lejana, lo que hoy se llama un perfil, se haya convertido en un rostro conocido y, estoy seguro, apreciado.
    En este tiempo, también he tenido la oportunidad de “pensar con vosotros la parroquia”. Nuestra parroquia no es me- ramente una institución o un conjunto de estructuras, es un organismo vivo del cual todos formamos parte como células, tam- bién vivas. La vida tiene siempre el riesgo de enfermedades y retrocesos, pero en ella está la posibilidad del crecimiento y la fecundidad.
    Cuando “pienso” la parroquia me la imagino como un árbol, por ejemplo, uno de los olivos que puebla nuestros campos. Es un olivo con sus raíces profundas y ex- tensas, con su tronco que se eleva sobre el suelo y con una copa plagada de frutos generosamente ofrecidos a Cristo.
    Las raíces de este árbol deben extenderse y profundizar de tal manera que nuestra parroquia, profundamente enraizada en Cristo, se arraigue cada vez más en nuestro barrio. San Juan XXIII veía la parroquia como “la Iglesia en medio de las casas de los hombres” y así es. Para que siga siendo esto y lo sea ca- da vez más es necesario que favorezca- mos un espíritu de acogida, que permita que los que todavía no se sienten vinculados a Cristo, encuentren en la parroquia un acceso sencillo y amable, con una acogida gozosa que les haga sentir- se como aquellos a los que estamos esperando. Una Iglesia replegada sobre sí misma es una iglesia enferma, sin em- bargo, una iglesia abierta y acogedora es el primer paso para cumplir el mandato misionero que nos convierta en una iglesia en salida. Toda persona, cuales- quiera que sean sus circunstancias y su historia, ha de percibir que tiene un lu- gar en la Iglesia de Dios.
    Si bien no puede establecerse ninguna condición previa para acercarse a la iglesia, es también verdad que la parro- quia debe tener “procesos de discipulado” que hagan que aquellos que se ad- hieren a Cristo puedan crecer en su seguimiento. Que quienes han dicho que sí al Señor puedan configurar su vida con él hasta convertirse en cristianos adultos, capaces de ofrecer sus vidas trasformadas al servicio de Cristo. Estos caminos de discipulado serían el tronco por el cual la savia se eleva hasta las ra- mas para hacer fecundo el árbol.
    Porque me imagino una multitud de ramas con fruto abundante para el Se- ñor. Cada uno de nosotros compartiendo nuestra vida, nuestros talentos y nuestro tesoro para la gloria de Dios. Un conjunto de cristianos que no se conforman con ser meros espectadores, consumidores de un servicio religioso, para convertirse en verdaderos “hermanos corresponsables” que comparten la mesa de la eucaristía, y los dones que Dios ha puesto en nuestras vidas.
Vuestro párroco Luis María

martes, 10 de octubre de 2017

La Iglesia le pierde el miedo al psiquiatra

Sacerdotes y psicólogos se han mirado durante mucho tiempo con recelo, casi como adversarios. Pero empiezan a derribarse los muros, conscientes unos y otros de que para entender al ser humano no es posible ignorar la dimensión psicológica ni la social. La psiquiatra Maribel Rodríguez lo ve de esta manera: «Es necesario que los sacerdotes sepan de psicología y los psicólogos de religión», afirma la directora de la Cátedra Edith Stein de la Universidad de la Mística.
         El Papa ha roto un tabú al reconocer, en una reciente entrevista en un libro publicado en Francia, que, hace años, acudió a la consulta de una psicoanalista. Pero perviven todavía actitudes como la que denuncia un sacerdote ha sufrido una depresión: «Se nos estigmatiza y no se nos ayuda. Todo lo contrario, se convierte en un chisme entre el clero»

lunes, 9 de octubre de 2017

Grupos ALPHA ?

El domingo pasado comenzaron los cursos ALPHA, consisten en 12 reuniones que se celebran los domingos a las 17,30 horas, en la Parroquia, en las que se expresan las dudas e inquietudes sobre temas religiosos por parte de los asistentes y se visiona un vídeo muy clarificador sobre el tema de ese día. 

Arreglo de las puertas de la Iglesia

Las puertas de la Iglesia estaban en mal estado y ha habido que arreglarlas, posiblemente estarán acabadas la semana que viene. Se puede colaborar económicamente en esta reparación y aportar lo que se pueda para su pago.

Comienzo de los cursos de Catequesils

La semana pasada comenzaron las clases de catequesis para los niños. En esta semana solo hay clases el lunes día 9 para 4º de catequesis y el miércoles día 11 para 2º de catequesis, los dos a las 17,30 horas.
El próximo domingo, día 8 de este mes, se hará el encuentro de los padres de los niños de 1º de catequesis a las 11,00 horas. 

jueves, 5 de octubre de 2017

«La fe se vive peor si la psicología no está equilibrada»

Maribel Rodríguez, psiquiatra y psicoterapeuta, directora de la Cátedra Edith Stein de la Universidad de la Mística Médico psiquiatra, doctora en Medicina y Cirugía y máster en Psicoterapia, Maribel Rodríguez decidió dedicarse a este campo porque sentía la necesidad de comprender al ser humano. En esta búsqueda se dio cuenta de que no podía hacerlo sin tener en cuenta la espiritualidad de una persona. Ahora que los tiempos son más propicios para ello –abundan los congresos sobre estas cuestiones–, defiende que se tiendan puentes entre psiquiatría y psicología y la religión

La parroquia de San Félix de Valois acoge la presentación y el pregón del Domund

El pasado lunes, 2 de octubre, tuvo lugar la presentación del Domund (Jornada Mundial de la Propagación de la Fe), que se celebrará (Dm) el próximo domingo 22.
Durante el acto, que comenzaba a las 20 horas en el salón de actos de la parroquia de San Félix de Valois de Jaén, El Delegado Episcopal de Misiones y OMP, D. Manuel Alfonso Pérez Galán, presentó el lema de este año: «Sé valiente, la misión te espera».
“«Sé valiente». El papa Francisco invita continuamente a tener el valor de retomar la audacia del Evangelio. Coraje y valentía para salir de nosotros mismos, para resistir la tentación de la incredulidad, para gastarnos por los demás y por el Reino, para soñar con llegar al más apartado rincón de la Tierra. Es la hora de tener valor para tomar parte en la actividad misionera de la Iglesia”, explicó D. Manuel Alfonso.
“«La misión te espera». Hasta el último confín, sin límites ni fronteras. Todos estamos llamados a la misión. El anuncio del Evangelio se ha transformado en una necesidad del creyente: es como la respiración. La mayoría de los bautizados viven la misión en el lugar donde habitan, algunos son enviados por la Iglesia a otros ámbitos geográficos; pero todos sienten la necesidad de transformar su existencia en un compromiso misionero”.
A continuación, comenzaba el pregón. “Este año hemos celebrado el IV Pregón del Domund en nuestra Diócesis, que ha estado a cargo del M.I. Sr. Emilio Samaniego Guzmán, presbítero diocesano y capellán del Hospital Médico-quirúrgico Ciudad de Jaén”, indicó el Delegado.
“Con sus bellas y profundas palabras nos ha motivado para iniciar este octubre misionero que tiene su cénit en la Jornada Mundial de las Misiones, el Domund. Una jornada, un mes en el que todos nos sentimos un poco misioneros ad extra”.
Asimismo, el pregonero recordó a Santa Teresa de Lisieux, carmelita y patrona de las misiones porque en el corazón de la Iglesia quiso ser el amor; a San Francisco Javier, el gigante misionero en Asia, que bautizó incansablemente; y a San José de Vaz, misionero en Ceilán (ahora Sri Lanka) durante la ocupación holandesa, cuando el calvinismo era la religión oficial y tenía que evangelizar de manera clandestina.
“Este acto es el «pistoletazo de salida» para que el octubre misionero sea una oportunidad en que todos hagamos algo concreto por «las misiones» a lo largo de las cuatro semanas del mes: 1ª oración, 2ª sacrificio, 3ª limosna (coincidiendo con la Jornada) y 4ª oración por las vocaciones misioneras. La Misión nos espera a todos”, insistió Pérez Galán.
Manuel Alfonso Pérez Galán
Delegado Episcopal de Misiones y OMP

martes, 3 de octubre de 2017

La responsabilidad se aprende en casa

Hace algunos años se disponían a recibir la Confirmación un grupo de 24 adolescentes de nuestra parroquia. Pensamos que sería bueno hacer unos ejercicios espirituales de fin de semana antes de recibir el sacramento. Habíamos hecho convivencias, pero nunca ejercicios espirituales en silencio. «¡A ver qué pasa!», decíamos.
El desastre fue total. Fuimos a una casa de espiritualidad tranquila, donde podíamos rezar y meditar. Pero al poco de llegar uno de los chicos robó el móvil de otra chica. Intentamos buscar al responsable pero se tapaban unos a otros. Claro, el clima ya no era de oración. Lo sabían casi todos pero no decían nada. Unos lloraban –los amigos de la que había perdido su móvil–, otros insultaban y otros callaban. Más de la mitad mentía. Fue un fin de semana horrible.
El joven sacerdote que los acompañaba me llamó porque la cosa se le iba de las manos. Aquellos chavales, que parecían angelitos, resulta que mentían descaradamente. Tuvimos que interrumpir el retiro. A la vuelta descubrimos al culpable porque también vendía droga a otros. Por fin se destapó todo y confesó. Descubrimos que el ladrón se lo había vendido a otro chaval presente allí también.
Decidimos que más de la mitad, que estaban involucrados en el robo, la venta y el consumo de drogas, no se podían confirmar. Necesitaban más acompañamiento y un proceso más lento y profundo para superar todos sus males. Cuando se lo expliqué a los padres me sorprendió, sobre todo, que algunos no le daban importancia. Decían: «Que se confirmen, total, ya han confesado el robo». Comprendí que esos chavales estaban acostumbrados a hacer de todo, ya que nunca había consecuencias. En sus familias no habían aprendido a responder de sus actos, a hacerse cargo de las consecuencias de un error. Daba igual que robasen, porque al final todo seguía igual. Responsabilidad cero.
José Manuel Horcajo
Párroco de san Ramón Nonato. Madrid

Cardenal Osoro, a los sacerdotes: «Las ideologías nos separan. Jesucristo nos une»

«Cristo nos ayuda a amarnos unos a otros, pero no desde las ideas. Las ideologías nos separan, nos rompen, pero Jesús nos une. Junto a Él estamos juntos los que somos diferentes, porque en la Iglesia no tenemos otro método que el que nos ofrece Jesucristo: la entrega de la propia vida. Tenemos que revisar si lo que nos mueve son las ideologías, o es solo la persona de Jesucristo», afirmó el cardenal Carlos Osoro durante el encuentro de oración para sacerdotes

lunes, 2 de octubre de 2017

LA IGLESIA POR EL TRABAJO DECENTE

Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) se suma, impulsa y convoca el 7 de octubre la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Con motivo de esta Jornada, que es compartida con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el movimiento mundial de trabajadores cristianos, se convoca durante ese mes, en las diócesis del país, gestos y actividades públicas para sensibilizar y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente. ITD favorece estas dinámicas sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano decente.
La exigencia de trabajo decente no es ajena en la Iglesia. Por citar algunos ejemplos:
1) la encíclica Rerum novarum del papa León XIII: «a nadie le está permitido violar impunemente la dignidad humana, de la que Dios mismo dispone con gran reverencia; ni ponerle trabas en la marcha hacia su perfeccionamiento» (n. 30).
2) Caritas in veritate, de Benedicto XVI el trabajo decente es «expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer» (n. 63). En 2012 lanzó un llamamiento para «una coalición mundial a favor del trabajo decente».
3) En Laudato si’ el papa Francisco insiste en la importancia de la dignidad del trabajo y del trabajo digno para la realización de la dignidad humana, la lucha contra la pobreza y la configuración de una sociedad que, con el trabajo de las personas, cuide la vida de todos y la casa común, realizando así la vocación humana (n. 128).
4) En En Iglesia, servidora de los pobres, instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal Española, señala «para que el trabajo sirva para realizar a la persona, además de satisfacer sus necesidades básicas, ha de ser un trabajo digno y estable. La apuesta por esta clase de trabajo es el empeño social por que todos puedan poner sus capacidades al servicio de los demás. Un empleo digno nos permite desarrollar los propios talentos, nos facilita su encuentro con otros y nos aporta autoestima y reconocimiento social. La política económica debe estar al servicio del trabajo digno. Es imprescindible la colaboración de todos, especialmente de empresarios, sindicatos y políticos, para generar ese empleo digno y estable, y contribuir con él al desarrollo de las personas y de la sociedad. Es una destacada forma de caridad y justicia social. Defender el trabajo decente significa poner en el centro a la persona en vez de la rentabilidad económica; ir más allá del empleo y distribuirlo justamente; reconocer los trabajos de cuidado necesarios para la vida; luchar por condiciones dignas y el cumplimiento de los derechos; conciliar trabajo y descanso; y desvincular derechos y empleo. Es una misión irrenunciable ante el aumento de las desigualdades y de la pobreza laboral. Y es esencial para una sociedad más decente» (3.6).


jueves, 28 de septiembre de 2017

PAPA FRANCISCO: «INMIGRAR ES UN VIAJE DE DOS: LOS QUE VIENEN, Y NOSOTROS, QUE VAMOS HACIA ELLOS»

La Iglesia «busca ser abierta, inclusiva y acogedora», ha afirmado Francisco este miércoles en la audiencia general. Por ello, la campaña Compartiendo el viaje, a la que ha dado el pistoletazo de salida, invita a las comunidades cristianas a encontrarse con los inmigrantes que viven en su zona.
El Papa Francisco ha dado este miércoles el pistoletazo de salida a la campaña de Cáritas Internationalis Compartiendo el viaje.
«¡Qué lindo el nombre!», subrayó el Papa Francisco al final de su audiencia semanal, al saludar a migrantes, solicitantes de asilo, refugiados y trabajadores de Cáritas Italiana y otras organizaciones católicas. Todos ellos «son signo de una Iglesia que busca ser abierta, inclusiva y acogedora».
Un viaje a dos, impulsado por la esperanza
Es el mismo Cristo quien «nos pide acoger a nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados con los brazos abiertos». Antes, durante la catequesis –dedicada a los enemigos de la esperanza cristiana–, Francisco también había aludido a la nueva campaña de Cáritas.
La esperanza –afirmó– debe animar tanto a quienes dejan su tierra como a quienes los acogen. «Es el impulso a “compartir el viaje”, porque el viaje se hace de a dos: los que vienen a nuestra tierra, y nosotros que vamos hacia sus corazones, para entenderlos, para entender su cultura, su lengua. Es un viaje de a dos, pero sin esperanza ese viaje no se puede hacer. ¡No tengamos miedo de compartir la esperanza!»
Durante la audiencia, el Papa también saludó y mostró su agradecimiento a las entidades de la sociedad civil, no católicas, que han colaborado con Cáritas recogiendo firmas «para una nueva ley migratoria más adaptada al contexto actual».
El primer paso, conocer la realidad
Poco después de las palabras del Papa, la sala de prensa de la Santa Sede acogió una rueda de prensa en la que han presentado Compartiendo el viaje el cardenal Luis Antonio Tagle, presidente de Cáritas Internationalis; el director de Cáritas Etiopía, Bekele Moges, y sor Norma Pimentel, directora de Catholic Charities en el Valle de Río Grande (Estados Unidos, en la frontera con México).
En declaraciones a Radio Vaticano, sor Norma ha explicado que la manera de compartir el viaje es invitar a las parroquias a «conocer, a tener relación con una madre, con una criatura, que está ya en nuestra comunidad y que necesita protección». Dando a conocer su realidad, los fieles «se van a abrir y les va a quitar el miedo a acercarse al migrante, algo que Dios mismo nos está pidiendo».

viernes, 22 de septiembre de 2017

DESOLACIÓN / CONSOLACIÓN

El miedo es libre, el amor más libre aún. En ocasiones, el miedo se transforma en terror, sentimiento que hiere y paraliza y que nos coloca ante nuestra propia debilidad. Entonces, otros aparecen a nuestro lado para sostenernos en la desolación: un padre, una esposa, un amigo… pero también un desconocido que se conmueve y supera su miedo para acompañarnos. No lo hace con palabras sino con gestos silenciosos que claman a gritos y que tocan el corazón del que sufre.
En el reciente ataque terrorista de Londres –como antes en Barcelona o en París–, se vieron escenas de enorme solidaridad. Como donde una chica consuela a otra, que está herida. ¿Se conocen o nunca se han visto? ¿Son compañeras de trabajo o quizá turistas? ¿Cómo son sus vidas? Nada de eso importa ante la crueldad del asesino, secuestrado por un fanatismo que invoca a Dios para justificar sus delirios homicidas. Sin embargo, ante lo peor surge lo mejor, con el mal llega el bien, y la misericordia se adueña del miedo, ahogándolo con su abundancia.
Pese a todo, la maldad no se rinde, empeñada en robarnos la esperanza y extender su ponzoña, susurrando que nos rindamos. ¿Acaso no es el hombre un lobo para el hombre? Al menos eso decía Plauto en una de sus comedias, pero añadía que eso sucede «cuando se desconoce quién es el otro.» La ignorancia es uno de los grandes males de nuestro tiempo: la ignorancia como desprecio y como necedad. Si de verdad conociéramos el don de Dios…
Sebastián Castellio, un teólogo reformado del siglo XVI, se enfrentó a Calvino cuando este ordenó quemar vivo a Miguel Servet por negar el misterio de la Trinidad. Entonces, como ahora los islamistas, se asesinaba en nombre de la fe, lo que iluminó a Castellio para formular una de las reflexiones más lúcidas de la Historia: «Matar a un hombre no es defender una doctrina, es matar a un hombre. […] No se hace profesión de fe quemando a nadie, sino dejándose quemar por la fe».


Ante la desolación del terror, la consolación del hermano.